Uso de cookies

Las cookies son ficheros que se instalan en el dispositivo desde el que navegas (ordenador, móvil, etc) para registrar tu actividad cuando visitas esta página web. En esta página usamos diferentes tipos de cookies:

- "cookies propias", de personalización, publicitarias y comportamentales que no reconocen quién eres ni dañan tu dispositivo, sólo identifican y reconocen tu dispositivo, te permiten acceder más rápido, mantienen la seguridad de tu áreas personal, recuerdan tus preferencias y personalizan el contenido y la publicidad del sitio web de forma que sea más adecuada para ti y tus preferencias.

- "cookies de terceros", que nos permiten contabilizar el número de visitas que recibimos en cada página y hacer análisis estadísticos anónimos para mejorar nuestro servicio.

Para saber más, consulta nuestra Política de Cookies donde encontrarás también información para ayudarte desactivar/activar las cookies de tu navegador. En el caso de que tu navegador no acepte las cookies por defecto, tu experiencia de navegación y uso de esta página puede ser limitada y que no funcione correctamente, por ejemplo: podría no funcionar bien el registro y el login y otros servicios y funciones como vídeos, fotos, compartir, participar en promociones, etc.

Entendemos que si marcas ACEPTO o continúas navegando por nuestro sitio web, aceptas que podamos alojar y utilizar estos tipos de cookies en el dispositivo desde el que navegas.

BLOG SOBRE RUNNING, CICLISMO, NATACIÓN Y VIDA SALUDABLE.

Desafiando mis límites

Desafiando mis límites

Me llamo Angel David Rodríguez, para los no iniciados en el atletismo en pista, básicamente soy de los que corren poco y rápido. Me dedico a competir en 60 y 100 metros, si ya, diferente etc. Pues bien, acabo de cumplir los 35 años y quiero demostrar que aún a esta edad se puede mejorar la velocidad.

Pensareis, está loco, no me lo creo, es imposible…pero es mi objetivo. Desde los 16 años me dedico deportivamente a esto, me he fijado unos objetivos, un timing, un programa; y por ahora se desarrolla según lo previsto. El objetivo es estar este año en el Campeonato del Mundo y el año que viene en los JJOO. Me piden una marca que solo he hecho 2 veces en mi vida (10.16) y tengo 14 meses para conseguirlo. Vamos a ello:

Que se puede mejorar para alcanzar algo que he hecho pocas veces incluso mis mejores marcas. Lo primero es analizar, que hago muy bien, que hago bien y que hago mal. Me he tirado meses pensando analizando leyendo entrenamientos pasados, éste me va bien, éste me va mal, cuidado con este ejercicio que me deja KO 3 días, ayer trabajé hasta tarde, hoy tómatelo con calma…y después de todo esto creo haber encontrado el secreto. Ese secreto que me puede hacer llegar es que tengo hambre. Hambre por demostrarme a mi mismo que puedo correr más rápido, hambre de sufrir los entrenamientos, las agujetas. Se que debo mejorar. Para ello tengo que ser más fuerte en el gimnasio, tengo que saltar más lejos en entrenamientos, tengo que ser más resistente en las series…tengo que mejorar muchas capacidades con el fin último de mejorar mi velocidad, y que el cuerpo no se quede en el camino. Como no toda la mejora está en la pista también tengo que comer mejor, debo descansar más, debo sacrificar esa napolitana o el gyntonic con los amigos, porqué diréis, porque no quiero ver una marca en un cronometro, lo que realmente quiero es sentir. Busco las sensaciones de una velocidad a la que he ido pocas veces, la sensación de correr rápido de una manera fácil. Busco esa sensación que definimos algunos como de saber tocar el violín, años y años de trabajo y sacrificios por notar 1 2 o 3 veces y durante solo 10 segundos la sensación de saber que hasta allí no he llegado nunca. Me apetece disfrutar ese camino, quizá si no consiga mi objetivo habré recorrido un camino lleno de alegrías y tristezas, pero seguro que algo aprenderé. Tendré mis metas intermedias, mis mejoras en algunos test o entrenamientos, celebraré como si de una pequeña victoria se tratase, es estar un poquito más cerca. Hasta celebro levantarme por la mañana destrozado, he entrenado y esto es síntoma que fuerte. Ya descansaré la semana antes de competir.

A que intento animarte con esto, a que todos tenemos cosas que creemos posibles e imposibles. Tú tienes la idea de correr ese 10k, esa maratón o hacerte con la bici esa prueba inhumana, puede que consideres que es demasiado para ti. Para ello necesitas muchas cosas y la primera es motivación. Mi camino ha sido el de un chico que empezó a ponerse las zapatillas de correr con 12 años, con 16 empezó a especializarse en velocidad…tengo 35 y el sueño es el mismo, ser olímpico. Con 12 años lo creí imposible, con 28 años lo conseguí. Ahora vamos con tu sueño, aunque creas que es imposible. Cuanto lo deseas, que estás dispuesto a sacrificar por él. Piensa que todo campeón ha perdido carreras, se ha lesionado, ha pasado malos momentos, ha sufrido, ha estado a punto de abandonar…pero ha seguido por su sueño. El tuyo puede ser más o menos lejano pero te tiene que quedar clara una cosa, LO DESEAS. Si es así medítalo, busca consejo en compañeros de fatigas, en entrenadores, hazte el reconocimiento médico de rigor (obligatorio) y adelante, haz tu calendario a meses o años y disfruta el camino. 

VISTO: 865 veces

COMENTARIOS

Cargando comentarios...
MARCAS:
PUEDES PONERTE EN CONTACTO CON NOSOTROS A TRAVÉS DE:
Scroll To Top