BLOG SOBRE RUNNING, CICLISMO, NATACIÓN Y VIDA SALUDABLE.

El primer maratón

El primer maratón

Recuerdo mi primer Maratón, el de Madrid en 2013, como si fuera ayer. Recuerdo los días previos de entreno, recuerdo los nervios y los miedos, recuerdo cada una de las tiradas largas, recuerdo cada kilómetro del maratón y, sobre todo, aquella sensación increíble al llegar a meta. El primer maratón es algo maravilloso, algo que te cambia la vida. Por eso, y ya con seis maratones a mis espaldas, he querido reunir algunos consejos (o reflexiones) para aquellos que os planteáis dar el paso a la larga distancia. Vaya por delante que no me considero una experta, no creo que nadie pueda ser experto en una distancia tan bonita (y cruel) como es el maratón, pero como lo he vivido en mis carnes, espero poder ser de ayuda al contaros muy resumido lo que yo he aprendido en estos seis maratones.

Lo primero que te tienes que plantear si estás pensando en correr un maratón es “si quieres”. Sí, todos queremos “entrar a meta en un maratón”, pero correr un maratón es mucho más que eso. Plantéate si realmente estás decidido a asumir todo lo que conlleva el maratón: los interminables entrenamientos, las series, los farleks, las cuestas, los rodajes, las tiradas largas… Piensa si estás dispuesto a correr tanto si llueve como si hace un calor espantoso, si estás dispuesto a no salir los sábados para no estropear la tirada larga del domingo, si estás dispuesto a ver menos a tu familia y amigos por pasar más horas entrenando… Si estás dispuesto a todo eso, entonces ya estás un paso más cerca del maratón, porque al maratón no son solo lo hacen duro los 42.195m del día de la carrera, sino toda la preparación previa. Recuerda además que correr un maratón no es obligatorio. Hoy en día parece que no eres “runner” si no has corrido uno, pero lo cierto es que eres corredor desde que te calzas las zapatillas por primera vez y empiezas a hacer kilómetros.

Después, hay que saber si se debe. Esto es fundamental. Si estás lesionado, saliendo de una lesión o tienes un problema de salud importante, deberías posponer la preparación para el maratón. Los entrenamientos son muy duros y muy exigentes y probablemente no hagas más que empeorar. Espera a curarte del todo y entonces ¡a por todas! Por otro lado, no olvides hacerte una prueba de esfuerzo antes de empezar con la preparación, es muy importante, incluso si te encuentras perfectamente. Nunca sabemos las sorpresas que nos depara nuestro corazón.

En tercer lugar, hay que valorar muy bien si tu cuerpo está preparado para lanzarse a la larga distancia. Hoy en día oímos muchos casos de gente que empieza a correr y a los pocos meses se enfrentan al maratón. Mi recomendación es no lanzarse al maratón hasta tener una experiencia considerable en carreras de otras distancias. Yo estuve 4 años corriendo antes de atreverme a correr un maratón y mi experiencia me dice que es mejor ir paso a paso y dejar que tu cuerpo se vaya adaptando a las diferentes distancias, que vaya cogiendo kms y horas de rodaje, antes de intentar completar 42,195km.

Si después de reflexionar sobre todo eso sigues decidido a enfrentarte al maratón, se me ocurren algunos consejos para que tu primer maratón sea inolvidable:

  • Elige muy bien la ciudad. A ser posible, elige una ciudad que, o bien tenga un circuito favorable, o bien signifique algo importante para ti. Yo empecé con Madrid, que es una de las maratones más duras de asfalto en España, porque era la ciudad en la que vivía y me emocionaba la idea de correr 42kms por sus calles. Busca una ciudad que te motive, una ciudad que puedas visualizar en tus entrenamientos, que te emocione.
  • Piensa también en las fechas y ten cuidado con planificar entrenamientos para maratón que coincidan con vacaciones de por medio que hagan que no sepas si vas a poder entrenar. No hay nada peor (y lo digo por experiencia) que estar en un lugar en el que no puedes entrenar cuando sabes que tendrías que estar entrenando a tope para el maratón.
  • Entrena. Sigue un plan específico de maratón y si puedes encontrar un grupo que esté entrenando también para maratón, aún mejor. Entrenar para un maratón no es sólo hacer tiradas largas, es mucho más. Necesitarás hacer series, farlek, ejercicios de fuerza… Contar con el apoyo de otros locos corredores es fundamental (dicho esto, yo entrené totalmente sola para mis dos primeros maratones, pero después entrenar acompañada ha sido muy beneficioso).
  • Planifica muy bien la carrera. Recuerda que son 42.195m, y asegúrate del ritmo que quieres seguir. Prueba antes los geles, asegúrate de que te sientan bien, prueba también la ropa, haz kilómetros con tus zapatillas. El día de la carrera no hay espacio para los experimentos.
  • Convence a tu familia, a tu pareja, a tus amigos… para que vayan a animarte el día de la carrera. Planifica con ellos dónde estarán: luego cuando estés sufriendo en esos largos kilómetros, la perspectiva de encontrarlos te animará y te hará correr sin pensarlo.
  • No te tortures. Es tu primer maratón. No busques una marca concreta que te angustie en carrera. Tu objetivo debe ser acabar. Llegar a meta. Nada más.
  • Y sobre todo, sobre todo, disfruta cada momento. Sí, se sufre, pero la recompensa es tan grande que todo el sufrimiento merecerá la pena. Intenta registrar en tu mente todos los detalles de tu primer maratón porque ninguno será como el primero. Nada iguala la sensación de cruzar la meta en tu primer maratón, nada.

Espero que estos consejos te ayuden y que llegues a esa meta en tu primer maratón. Y en el segundo… y en el tercero… Porque te aviso desde ya (y quizá esto es lo más importante que debes saber): el maratón engancha, y una vez que lo pruebes no querrás parar.

VISTO: 805 veces

COMENTARIOS

Cargando comentarios...
MARCAS:
PUEDES PONERTE EN CONTACTO CON NOSOTROS A TRAVÉS DE:
Scroll To Top