Uso de cookies

Las cookies son ficheros que se instalan en el dispositivo desde el que navegas (ordenador, móvil, etc) para registrar tu actividad cuando visitas esta página web. En esta página usamos diferentes tipos de cookies:

- "cookies propias", de personalización, publicitarias y comportamentales que no reconocen quién eres ni dañan tu dispositivo, sólo identifican y reconocen tu dispositivo, te permiten acceder más rápido, mantienen la seguridad de tu áreas personal, recuerdan tus preferencias y personalizan el contenido y la publicidad del sitio web de forma que sea más adecuada para ti y tus preferencias.

- "cookies de terceros", que nos permiten contabilizar el número de visitas que recibimos en cada página y hacer análisis estadísticos anónimos para mejorar nuestro servicio.

Para saber más, consulta nuestra Política de Cookies donde encontrarás también información para ayudarte desactivar/activar las cookies de tu navegador. En el caso de que tu navegador no acepte las cookies por defecto, tu experiencia de navegación y uso de esta página puede ser limitada y que no funcione correctamente, por ejemplo: podría no funcionar bien el registro y el login y otros servicios y funciones como vídeos, fotos, compartir, participar en promociones, etc.

Entendemos que si marcas ACEPTO o continúas navegando por nuestro sitio web, aceptas que podamos alojar y utilizar estos tipos de cookies en el dispositivo desde el que navegas.

BLOG SOBRE RUNNING, CICLISMO, NATACIÓN Y VIDA SALUDABLE.

Empezar a correr: no olvides a tu familia

Empezar a correr: no olvides a tu familia

Cuando empezamos a correr podemos caer en la tentación de dedicar todas nuestras energías a esta nueva actividad que nos apasiona y descuidar así otros aspectos importantes de nuestra vida como la familia o la pareja. Por otro lado están los que comenzando a correr sienten que falta motivación y perseverancia para continuar y allí también el papel de nuestro seres queridos es fundamental para perseguir la nueva meta deportiva que nos hemos trazado.

Correr implica un cambio en nuestro  estilo de vida.  Si "vida" y por ello indudablemente afectará de manera positiva o negativa a los cercanos. Está en nuestras manos hacer que el running sea una actividad holística que incluya la familia. A continuación les presentamos una serie de recomendaciones para que correr este en concordancia con tu vida familiar y de pareja.

1.-  Busca apoyo:

Cuando vayas a comenzar a entrenar para una carrera o inicies un plan de entrenamiento, coméntalo con tus familiares y amigos. Hazlos parte del proceso como aliados y grupo de apoyo. Sin embargo, recuerda que si quieres que ellos sean flexibles contigo tú debes ser flexible también. No utilices tiempo para estar con tu familia o pareja para correr y nunca utilices el deporte como una excusa para no afrontar los problemas que puedas tener con ellos.

Explícales por qué tomaste la decisión de comenzar un programa de ejercicios que si bien requerirá horas de tu tiempo también traerá múltiples beneficios.

2.-  No obligues a nadie a correr:

Otro error común es querer obligar a todos nuestros familiares incluyendo los más pequeños a compartir con nosotros nuestra nueva afición. Si nos ha ido bien en los primeros tiempos de nuestro plan de entrenamiento empezaremos a sentir una sensación de bienestar físico y emocional y como es lógico queremos que los demás también la compartan. Sin embargo, los intereses de los demás no son siempre los mismos. 

Son muchos los casos de parejas en las que la persona que no corre se siente alienada por la otra que lo hace demasiado. El entrenador Bob Glover en su libro “The Runner’s Handbook” propone dos soluciones a esto: Una es de que ambas partes lleguen a un acuerdo y planifiquen el tiempo que pasarán juntos, de modo que no exista la posibilidad que la otra persona se pueda sentir abandonada. La otra es que ambos salgan a correr juntos y lo conviertan en una actividad que forma parte de la relación.

En el caso de los niños para ellos correr es una actividad natural, la hacen todo el tiempo; sin embargo, para ellos correr es sinónimo de divertirse y en muy pocos casos de competencia. Pero debemos evitar que nuestro en entusiasmo genere sobrentrenamiento en nuestros pequeños. De igual manera, evitar hacerlo ver como una actividad donde "debes ganar y ser el mejor".

3.- Realizar una carrera en familia:

Si eres afortunado los miembros de tu familia entenderán tu nueva vida y te apoyarán en la nueva actividad y lo que implica. Parte de correr es competir, se entiende como la culminación de todo el esfuerzo realizado y la meta ha alcanzar. Y las competencias suelen tener lugar los fines de semana o requieren viajar. Así que competir puede ser parte de las actividades que realizan juntos la familia. Muchos eventos tienen caminatas o pequeñas carreras para niños. En estas se podrán inscribir los demás miembros de la familia si lo desean y así todos participan de la actividad.

Si no desean hacerlo de manera activa pueden hacerlo motivándote a  lo largo de la ruta y esperándote en la llegada para una bella foto familiar. Los más pequeños pueden preparar carteles de apoyo por ejemplo.

También es válido y lo debes entender que algunos se queden en casa o en el hotel esperándote ya que no les apetece levantarse temprano o no les resulta cómoda la espera.

 

Finalmente debes recordar que correr debe y será una actividad placentera que aunque requiere tiempo y esfuerzo no debe sustituir nunca el calor y cariño de tu familia. Recuerda que en la vida sana todo es cuestión de equilibrio. Suerte.

 

 

VISTO: 608 veces

COMENTARIOS

Cargando comentarios...
MARCAS:
PUEDES PONERTE EN CONTACTO CON NOSOTROS A TRAVÉS DE:
Scroll To Top