Uso de cookies

Las cookies son ficheros que se instalan en el dispositivo desde el que navegas (ordenador, móvil, etc) para registrar tu actividad cuando visitas esta página web. En esta página usamos diferentes tipos de cookies:

- "cookies propias", de personalización, publicitarias y comportamentales que no reconocen quién eres ni dañan tu dispositivo, sólo identifican y reconocen tu dispositivo, te permiten acceder más rápido, mantienen la seguridad de tu áreas personal, recuerdan tus preferencias y personalizan el contenido y la publicidad del sitio web de forma que sea más adecuada para ti y tus preferencias.

- "cookies de terceros", que nos permiten contabilizar el número de visitas que recibimos en cada página y hacer análisis estadísticos anónimos para mejorar nuestro servicio.

Para saber más, consulta nuestra Política de Cookies donde encontrarás también información para ayudarte desactivar/activar las cookies de tu navegador. En el caso de que tu navegador no acepte las cookies por defecto, tu experiencia de navegación y uso de esta página puede ser limitada y que no funcione correctamente, por ejemplo: podría no funcionar bien el registro y el login y otros servicios y funciones como vídeos, fotos, compartir, participar en promociones, etc.

Entendemos que si marcas ACEPTO o continúas navegando por nuestro sitio web, aceptas que podamos alojar y utilizar estos tipos de cookies en el dispositivo desde el que navegas.

BLOG SOBRE RUNNING, CICLISMO, NATACIÓN Y VIDA SALUDABLE.

¡Más vale solo!... ¿o no?

¡Más vale solo!... ¿o no?

Disfruta solo o acompañado

Aquel que arranca en esto del correr siempre se hace esta pregunta: ¿mejor solo o acompañado?. Desde mi punto de vista: ¡las dos! No os asusteis, porque veréis que para entrenar a veces nuestro cuerpo nos pide un ritmo u otro, y el estar solos o acompañados facilitará el decidir qué necesitamos hoy.

Con mis años de experiencia y viviendo de cerca ahora el boom del running, creo que según el momento, el corredor necesita más una cosa y luego otra. De hecho, casi observo que existen tres atapas. Os las cuento a ver si las compartís u os sentís identificados:

  • Empezando en pandilla: cuando la gente se anima a calzarse la zapatilla, el buscar un colega o amigo que le acompañe en esta nueva andadura suele ser lo que le permite engancharse a la rutina de entrenar. En esta primera etapa yo creo que es cuando el factor social es muy importante para ‘seducir’ a los neonatos runners. El entrenamiento es suave, un momento de ir mejorando, pero pasándonoslo bien y tomándolo como una quedada para charrar y ver a nuestros amigos en un nuevo contexto.

  • El llanero solitario: esta sería, para mí, una siguiente etapa. Cuando empezamos a mejorar, tenemos ya un hábito de entrenar y nuestro cuerpo nos pide más. Ahora casi sentimos que nuestros amigos nos retrasan en nuestra mejoría, o al contrario, nos fuerzan más de lo que queremos en algunos entrenamientos. Así que se empieza a buscar un hueco para entrenar solo, para en vez de escuchar la conversación, preferimos escucharnos solo a nosotros: nuestro pulso y respiración. Bueno, hay quienes en este momento deciden ir solos con una buena canción. En este momento siente la libertad de los horarios, de entrenar cuando a ti te viene bien, de empezar a probarte el día que te encuentras mejor.

  • La manada ayuda en la caza: esta sería ya la etapa más seria. Ya nos conocemos, sabemos nuestros ritmos, tenemos objetivos. Ahora ir solo ya no nos vale, necesitamos una manada para mejorar. Se empieza a buscar un grupo de entrenamiento, asesorado por un profesional. Queremos entrenar con más gente para poder hacer ritmos más altos, series más exigentes y buscar objetivos más difíciles. Sabemos que nuestra presa es cada vez más rápida, así que ‘cazar en manada’ nos ayuda en la difícil tarea de derribarla. Volvemos de nuevo al punto de partida, pero algo cambiado porque el running te ha dado una nueva pandilla de seres que comparten tu afición e inquietudes. Ahora tienes a alguien que se ajusta a tu ritmo y lo disfrutas. Ahora te exigen y te exiges...ahora quieres mejorar de verdad.

¿En qué etapa te sientes tú? No te preocupes, porque no son cronológicas ni herméticas, a veces es a días. Eso es lo bonito, hoy eres un llanero solitario porque estas cansado y quieres recuperar, mañana eres el león jefe de la manada que quiere cazar unas buenas series en el parque. Eso es lo bonito, que en este deporte puedes disfrutar de cada uno de esos momentos.

VISTO: 1846 veces

COMENTARIOS

Cargando comentarios...
MARCAS:
PUEDES PONERTE EN CONTACTO CON NOSOTROS A TRAVÉS DE:
Scroll To Top