BLOG SOBRE RUNNING, CICLISMO, NATACIÓN Y VIDA SALUDABLE.

Mirando por el retrovisor

Mirando por el retrovisor


Después de años retirado del deporte profesional y encontrarme en un momento de mi vida donde mis prioridades son otras, a veces, me pregunto, y la gente también lo hace, de donde saco esa energía extra o ese carácter tan positivo para disputar cualquier momento del día a día, bien sea una actividad cotidiana o deportiva como si lo hiciera en la competición mas importante del mundo.

Para mi a veces es sencillo encontrar la explicación. En la vida de un deportista, y sobre todo en sus inicios, se ponen unos cimientos básicos que te acompañaran mientras respires y el
cuerpo te permita desarrollarlos. Los estudios son muy importantes en la educación de un niño,quizá lo prioritario, pero yo no concibo una educación de los más pequeños sin el deporte. El colegio, la universidad...te preparan para afrontar la parte mas larga de tu existencia y el deporte es el complemento perfecto apara cumplimentar y hacer de ti un verdadero luchador.

Sin ningún tipo de duda la época más difícil para un deportista son sus comienzos, esos que a veces ni entendemos. Nos preguntamos por que tenemos que hacer ciertas cosas, no entendemos ciertas reglas disciplinarias, esas "broncas" de nuestros padres, de quienes nos dirigen o simplemente quien nos quiere enseñar o aportar valores en la vida.

Años más tarde te das cuenta que todo eso que para nosotros era lo peor, se ha convertido en tu arma más letal. El entender que la palabra "rendirse" no existe en la cabeza de un deportista.

Mirando por el retrovisor recuerdo con mucha intensidad, y esto lo pongo como ejemplo, esos días que me levantaba por la mañana y a través de la ventana observaba ese día horroroso de viento, frío, lluvia...un día para quedarte en la cama sin ganas de hacer nada, y sin embargo ves en tu plan de entrenamiento que "solo" tienes que hacer seis horas de trabajo. No era fácil ver con buenos ojos el panorama que tenía por delante pero no había otra opción, o quizá si, pero tenía que salir a entrenar y hacerlo con alegría ya que la cabeza mueve el mundo y el trabajo del entrenamiento no se asimila igual cuando lo haces por hacer y sin ganas. Difícil tarea. Tenía que afrontar el peor de los días con alegría e ilusión. ¿Cómo? Echando la vista atrás y recordando una de esas frases de un ex entrenador infantil que me repetía insistentemente que en la vida incluso un día así tenía su parte positiva. ¿Positiva? ¿Un día de perros y seis horas por delante? Pues si, si la tenía. Yo desayunaba como un día cualquiera, me vestía con ropa impermeable y sobre todo cargaba mi cabeza de cosas positivas que ese día que iba a aportar. Si yo me consideraba un tío fuerte y sin debilidades y perdía tanto tiempo en pensar "que día de mierda" "no me apetece nada" es que otros estarían pensando lo mismo. Ya había encontrado la motivación. Si yo entreno seis horas y con que solo alguno de mis rivales no lo hiciera ya había ganado, y ese día, me aportaría una mejora que a otros no. Era un entrenamiento con doble premio. A veces era engañar a tu mente pero creedme que el resultado de
un entrenamiento es diferente cuando la cabeza esta "on fire". Todos esos consejos y vivencias que he tenido desde mis inicios me siguen acompañando, y creo que, salvo que
pierda el juicio, no me abandonaran.

La situación actual, la crisis, la falta de trabajo, las dificultades que nos ponen en el día a día, no son fáciles. Algunos lo superan mejor que otros o quizá se les abre la puerta de la tranquilidad antes que a otros, pero si puedo
transmitir un pequeño consejo es que el deporte ayudará a digerir mejor todos esos obstáculos, tener la cabeza mas limpia y poder ver el futuro con algo más de positividad. Pensemos que el mayor rival de una persona es ella misma y si consigue vencerse cada minuto de cada día el resultado que deseamos estará más cerca y si no lo esta pues esa travesía por el desierto tan dura, se nos habrá hecho más entretenida. 

No olvidéis nunca, que en la vida como en el deporte el resultado se cuece minuto a minuto. Si te rindes, habrás perdido, pero si tiras hacia delante quizá tengas la victoria a tu alcance.

VISTO: 770 veces

COMENTARIOS

Cargando comentarios...
MARCAS:
PUEDES PONERTE EN CONTACTO CON NOSOTROS A TRAVÉS DE:
Scroll To Top