BLOG SOBRE RUNNING, CICLISMO, NATACIÓN Y VIDA SALUDABLE.

Prevención de molestias, cómo entrenar adecuadamente

Prevención de molestias, cómo entrenar adecuadamente

Prevención de molestias, cómo entrenar adecuadamente

Es igual de importante correr mucho como correr bien, partiremos de la base de que una correcta forma de correr nos va a permitir una buena pisada y en definitiva una progresión continuada de nuestros entrenamientos.

Muchas veces la elección del calzado va a determinar el uso que podemos hacer del mismo, así como elegirlo en coordinación con nuestro peso, a mayor peso corola necesitaremos una zapatilla con mayor amortiguación, de lo contrario empezaremos a notar molestias musculares a la hora de realizar el ejercicio.

Además del calzado es importante la hidratación continua a la hora de practicar deporte y reponer sales una vez que hemos finalizado nuestra actividad, con esto conseguiremos que nuestra musculatura pueda hidratarse y evitar la aparición de algunas molestias que pueden derivar en lesiones.

La elección dentro de un horario óptimo para realizar el ejercicio, evitando siempre que nos sea posible las horas de mayor intensidad solar. Es importante también para la vista y en muchas ocasiones por comodidad hacerse con gafas de sol para correr, ya que conseguiremos proteger la vista tanto del sol como de los incómodos mosquitos u otros insectos que muchas veces acaban metiéndose en nuestros ojos.

Una vez nos hemos equipado adecuadamente tanto en el calzado como en cualquier otro tipo de vestimenta u accesorio que pueda facilitarnos la práctica, será importante comenzar nuestros entrenamientos con un calentamiento.

El calentamiento debe de ser acorde a cada uno, pero sabremos cuando hemos calentado lo suficiente cuando el cuerpo empieza a responder de forma adecuada, es entonces cuando podremos poner un poco más de intensidad al cuerpo, ya sea en forma de trote progresivo o un entrenamiento de calidad.

Para finalizar el entrenamiento es importante que los últimos minutos que estemos corriendo realicemos un periodo de "vuelta a la calma" que consiste en un trote de unos 5-10 minutos donde conseguiremos que nuestras pulsaciones bajen progresivamente y el cuerpo nos lo agradecerá.

Por último no conviene olvidarse tanto trabajar la elasticidad muscular como la movilidad articular, además de fortalecimiento dorso-lumbar.

Existen una infinidad de ejercicios para evitar perder movilidad y flexibilidad, y realizar ejercicios abdominales nos dará un plus a la hora de correr, ya que es nuestro centro de mando la zona pélvica.

VISTO: 224 veces

COMENTARIOS

Cargando comentarios...
MARCAS:
PUEDES PONERTE EN CONTACTO CON NOSOTROS A TRAVÉS DE:
Scroll To Top