BLOG SOBRE RUNNING, CICLISMO, NATACIÓN Y VIDA SALUDABLE.

Zapatillas, tus compañeras de viaje

Zapatillas, tus compañeras de viaje

En una carrera como la Madrid-Segovia (unos 104 kms) tus pies dan una media de 150.000 pasos. Es un número impresionante, ¿verdad? Pero no nos dejemos cegar por las grandes distancias. Con una sencilla regla de 3 tenemos que en una carrera de 10 kilómetros tenemos unos 15000 impactos contra el suelo. Salvo una minoría (hay corredores que van descalzos) prácticamente todos llevamos unas zapatillas. Son un elemento de vital importancia porque es lo que interponemos entre los pies y el suelo. Una mala elección puede tener como consecuencia una lesión o mermar significativamente tu rendimiento.

Por norma general, quienes empiezan a descubrir que correr les gusta se mueven en dos polos diametralmente opuestos. Os los voy a plantear a ver si los reconocéis.

Por un lado, tenemos al corredor que ha quedado para ir a correr con su cuñado que lleva ya tiempo corriendo a ver si le gusta, pero no puede ir de cualquier manera. Rápidamente se compra las zapatillas más molonas de esa web de running que valen 120-150€. Además, suma una camiseta y unas mallas preciosas. Casi 250€ en equipamiento de algo que igual no le acaba enganchando.

En el lado opuesto hay corredores que empiezan a correr con lo primero que pillan. Es fácil verlos correr con zapatillas de futbol sala, de tenis o de baloncesto. Para ellos solo hay un tipo de zapatillas, “las de hacer deporte”. Su pantalón es el del uniforme de su deporte colectivo de los domingos y la camiseta de su equipo preferido.

Muchos de los del primer caso guardaron esas costosas zapatillas en el armario a la tercera salida y fue dinero tirado a la basura o bien porque no era para ellos o, porque no les gustó correr como pensaban. Muchos de los segundos se lesionaron por el camino, pero no se habían gastado ni un euro. El resultado es que ambos no acabaron cogiéndole el gusto al running por culpa de una mala elección.

Os suena ¿verdad? Todos tenemos identificados a nuestro alrededor a corredores así. Seguro que muchos estuvisteis en su momento en uno de estos dos extremos.  He de confesar que yo fui de los segundos y que solo la suerte y el azar evitaron que me lesionara. Empecé a correr con unas zapatillas de unos 12€ de una gran superficie comercial. Repito que a mí solo la suerte me alejó de una lesión. Pero era obviamente un error.

No os voy a hacer aquí ahora una guía de cómo elegir vuestras zapatillas. Hay mil artículos bastante buenos al respecto, pero si tratar de evitar los errores que yo cometí. Correr es un deporte muy barato que puede ser inmensamente caro. Pero no hace falta pedir un préstamo para empezar a correr. Eso sí, requiere de una pequeña inversión para iniciarse de forma segura.

Tardé unos 3 pares de zapatillas compradas sin ningún criterio técnico en pasarme a unas zapatillas de gama de iniciación de una de las 5-6 marcas punteras que todos conocemos en el running. Y aquello fue una ruleta rusa. Ni drop (diferencia de altura entre la parte delantera y trasera del pie) ni uso, ni suela eran adecuadas. Además, en invierno tenía un frío terrible en los pies porque eran tremendamente transpirables y se me clavaban todas las piedras del camino lastimándome los pies. Un pequeño calvario que por suerte no lastró mis ganas de correr ni me lesionaron.

Esas zapatillas de iniciación por las que pagué algo menos de 60€, me las vendió un dependiente de una tienda especializada de running que me hizo varias preguntas y que me asesoró en consecuencia a mis respuestas. No voy a hablar de marcas y modelos, pero por primera vez sentí que estaba corriendo con la zapatilla adecuada a mis necesidades.  Recuerdo que me pregunto:

  1. -¿Por dónde corres? ¿Asfalto o camino?
  2. -¿Cuántos días y kilómetros corro a la semana?
  3. -¿Cuál es el uso que les vas a dar? ¿Competición? ¿Entrenamiento? ¿Ambos?
  4. -¿Sabes si tu pisada es pronadora, neutra o supinadora?
  5. -¿Cuáles son mis ritmos?
  6. -¿Cuánto pesas?

Hay algunas cuestiones más técnicas para comprar una zapatilla como el tipo de arco que hace tu pie, el drop, etc. Y, seguramente, te las harás según vayas progresando en tu vida runner pero las preguntas anteriores son las principales a la hora de entrar en una tienda a buscar asesoramiento. O como auto análisis para poder buscar por tu cuenta con algo de criterio unas zapatillas que te puedan ayudar a continuar con tu progresión como corredor.

Pero esto último requiere de cierta experiencia que yo en su momento no tenía, por lo que es mejor si estas empezando recurrir a una tienda especializada en running donde con toda seguridad te harán las anteriores preguntas para encontrar la zapatilla de iniciación ideal para ti.

Estoy seguro que terminas de leer este artículo sin saber cuál es la zapatilla ideal para ti. Eso debes descubrirlo tú. Pero seguro que si estás empezando no harás nada parecido a los dos “corredores tipo” que os presentaba al inicio del artículo y espero no cometas los errores que cometí yo. Si ya eres un corredor avanzado recordando tus inicios, ¿te identificas con alguno de los dos? ¿Con cuál? ;)

 

Sobre el autor:

Contador de Km (Ángel), se define como una persona que corre por los que no pueden hacerlo, valorando cada km que está sano, destacando que le gusta contar kilómetros corriendo y contar historias. Para no perderte sus historias pincha aquí.

 

VISTO: 1580 veces

COMENTARIOS

Cargando comentarios...
MARCAS:
PUEDES PONERTE EN CONTACTO CON NOSOTROS A TRAVÉS DE:
Scroll To Top